top of page

La vitrina del cambio

Actualizado: 4 abr

Carlos José Recinos

Promotor agrícola del Centro de Formación Tierra Saludable Amellaly (TSA)

Ahuachapán, El Salvador



Carlos es un hombre entusiasta y curioso, es agricultor y desde hace dos años forma parte de la familia de Tierra Saludable Ameyalli (TSA), como promotor agrícola.

A sus 31 años, él considera que es su mejor edad para hacer la diferencia en su vida, la de su familia, y su comunidad. Asumiendo el reto de reforzar sus conocimientos para explicar y aplicar buenas prácticas agrícolas, en su parcela y en las parcelas de sus vecinos.

Durante el primer año como promotor agrícola, Carlos, solo pudo conformar un grupo de seis agricultores, otros no quisieron sumarse ya que “para algunas personas, dejar el rastrojo o sembrar cultivos de cobertura, es ser un agricultor sucio” mencionó.

Muchos agricultores desconocen que cuando se incorpora el rastrojo a la parcela, se está dando esperanza de vida a los nutrientes del suelo y con ello, incrementando la posibilidad de una mejor producción y, por lo tanto, mayores ingresos para los productores y sus familias.

A través de las escuelas de campo, las capacitaciones y la experiencia en su propia parcela, Carlos conoció los beneficios de implementar las buenas prácticas, continuó adelante y se esforzó junto a sus seis agricultores, para demostrar que las buenas prácticas en las parcelas sí funcionan. Obtuvo resultados positivos en un año, e impulsó a otros a querer ser partícipes de una transformación agrícola en sus territorios.

“No fueron las palabras las que motivaron a los agricultores a querer formar parte del programa; sino, las cosechas. La parcela de nosotros los promotores tiene que ser una vitrina. La evidencia fue clara: la producción aumento”. afirmó.


Carlos José, no solo se dedica a cultivar granos básicos como el maíz, él también tiene un vivero de café, por el que lucha todos los días, con el apoyo de su familia, especialmente sus hijos y su papá, quienes son los que le ayudan a mantenerlo en las condiciones adecuadas.


Carlos es el pilar de su hogar, pero su familia y sus hijos, son la base fundamental de su motivación, para seguir trabajando e inspirando a otros a trabajar las tierras responsablemente.

11 visualizaciones

Comments


bottom of page